El sindicato gana al final

Los Angeles Times y su transformación de entidad antisindicalista a modelo para los trabajadores de los medios.

 

This story is also available in English here

California es el primer estado en el occidente del país que a menudo ofrece soluciones a problemas sociales y ambientales. Actualmente, se encuentra al frente de un difícil desafío, ya que sus ideales progresistas — y su población cada vez más diversa — se ve generalmente opuesta a las políticas del Presidente Donald Trump. En esta nueva columna mensual, una Carta desde California, documentaremos cómo el estado se está adaptando a los cambios en estos tiempos.

Harrison Gray Otis, el primer editor de Los Angeles Times (llamado Los Angeles Daily Times en 1880), era muy conocido por su postura política y antisindicalista. El republicano oriundo de Ohio y veterano de la guerra civil estadounidense tenía como lema estás conmigo o estás contra mí. Él consideraba que la formación de sindicatos representaba un obstáculo al éxito de sus valores en carteras empresariales y de su ciudad adoptiva.

En 1910, sus editoriales y proclamaciones antisindicalistas hicieron de Otis un blanco muy visible. En las primeras horas de una mañana de octubre, una explosión de dinamita destruyó casi la mitad de la sede del periódico en Los Ángeles. Veintiuna personas fallecieron debido a la explosión y al incendio, incluidos linotipistas, operadores telegráficos y grabadores.

El titular del día siguiente declaró: Bomba de sindicalistas destruye el Times.

Quería que todo el edificio se fuera al infierno», dijo J.B. McNamara, miembro de la International Association of Bridge and Structural Iron Workers (asociación internacional de trabajadores del acero), que ayudó a organizar más de 100 atentados con bombas dirigidos a líderes antisindicalistas por todo el país. Lamento que tantas personas hayan fallecido. Esperaba que le diéramos a Otis.

La mayoría de los 500 trabajadores del LA Times se han unido para luchar por una publicación que refleja la diversidad de la misma ciudad.
Frederic J. Brown/AFP/Getty Images

Hoy, 137 años después de la fundación del diario, los empleados aceptaron la filosofía contra la que Otis luchó tan encarnizadamente: la sindicalización. Los recortes de los últimos veinte años han dejado vacía la sala de redacción, además de amenazar la sobrevivencia de uno de los periódicos de más antigüedad y circulación de EE. UU. Sin duda, la sindicalización podría salvar muchos trabajos de reporteros. No obstante, los partidarios también esperan que esto ayude a que el diario mejore su servicio a la ciudad en un momento en el que se ha reducido considerablemente la cobertura local de noticias.

Los últimos 10 años, han sido los trabajadores, no los dueños, quienes han estado preservando el legado de Los Angeles Times, expresó el reportero de noticias nacionales del LA Times, Matt Pearce, a the Columbia Journalism Review, unos meses antes de que se efectuara la votación sobre el sindicato. Somos la publicación dominante en el estado con mayor riqueza y población, el que impulsa la dirección a seguir del país.

Los open shops — lugares de trabajo no sindicalizados — definían la ciudad de Los Ángeles a inicios del siglo XX, y muchos les atribuyen el rápido crecimiento y éxito de las industrias locales, desde la manufactura al cine. El Los Angeles Times también prosperó: En 1995 ya había ganado 20 premios Pulitzer. Pero con la llegada del nuevo milenio, quedó claro que habían quedado atrás los años de bonanza. El crecimiento se hizo más lento y se redujo la plantilla del diario. En 2000, el LA Times anunció su venta al conglomerado mediático Tribune Co. En respuesta, el personal se organizó para lograr seguridad laboral y mejor paga; entre 1990 y 2002, los periodistas trataron de organizar un sindicato en seis diferentes ocasiones.

Viejos resentimientos entre los reporteros y los dueños y el personal directivo del periódico avivaron la lucha por la sindicalización. Una rotación constante de editores trató de darle nueva forma a la sala de redacción, incluso cuando los dueños anunciaban congelaciones de contrataciones y reducciones de personal. Luego, en diciembre de 2017, Michael Ferro, el accionista mayoritario de Tronc, anteriormente llamada Tribune Co., se asignó a sí mismo una bonificación de 5 millones de dólares (suma que pudo haber cubierto los sueldos de un año de más de 60 periodistas) cuando Tronc anunciaba una nueva ola de despidos. La muy publicitada bonificación envió una señal clara de que las reducciones constantes no tenían tanto que ver con la disminución de ingresos sino más bien con la maximización de ganancias y la felicidad de los accionistas mayoritarios.

El año pasado fue el annus horribilis del sector de medios de comunicación aquí, dijo Carolina Miranda, copresidenta del LA Times Guild y redactora de planta enfocada en las artes. El LA Times estaba bajo la presión de Tronc, y el LA Weekly se vendió y desapareció de la noche a la mañana. Todo esto dejó cicatrices en la ciudad: ¿Cómo puede funcionar una gran urbe sin una agencia de noticias importante dedicada a cubrirla, que no solo pida cuentas de sus instituciones, sino que también ofrezca los perfiles y las críticas sociales que dan vida a los centros urbanos? agregó.

Así que por más de un año, la mayoría de los 500 miembros del personal del LA Times se unieron para luchar por el bien del periódico y por sus propias necesidades: protección de sus trabajos, mejores salarios y equidad salarial para periodistas mujeres y de color — a quienes se les pagan miles de dólares menos — además de una cabecera que reflejara la diversidad de la ciudad misma.

El 4 de enero pasado, el 85 por ciento de la sala de redacción votó a favor de la formación de un sindicato, y el 18 de junio Tronc le vendió el diario a Patrick Soon-Shiong, inventor del medicamento antianceroso Abraxane y filántropo con una fortuna de alrededor de 6.8 mil millones de dólares. Soon-Shiong, quien describió al periódico como «una sombra de lo que había sido, contrató a más de dos docenas de nuevos empleados, una medida que hasta Otis, el enemigo de los sindicatos, pudo haber respaldado.

La venta del diario y el proceso de sindicalización son victorias importantes en una época en la que los cierres de redacción son cada vez más apretados y hay toda una serie de nuevos desafíos, con la Casa Blanca acusando a viva voz a los periodistas de ser enemigos del pueblo. Los periodistas del LA Times se unen a las filas de otros medios sindicalizados, incluidos The New York Times, Thomson Reuters, Time Inc. y The Washington Post. Otras salas de redacción, desde Wyoming y Montana hasta Nueva York están en medio de su propia pugna por la sindicalización. 

Si bien los días de gloria de los periódicos pueden ser cosa del pasado, los reporteros siguen decididos a cumplir su cometido y mantener al público informado. Ahora debemos hacer una mejor labor de comunicación con los lectores sobre lo que hacemos y lo que necesitamos para prestarles un buen servicio, expresó Miranda. Realmente tenemos que hacer oír nuestra voz.

La NewTowncarShare News editora colaboradora Ruxandra Guidi escribre desde Los Angeles, California.

NewTowncarShare News Classifieds
  • The West Region Wildfire Council (www.COwildfire.org) is a regional wildfire organization that promotes wildfire adaptation, preparedness and mitigation education across Delta, Gunnison, Hinsdale, Montrose, Ouray...
  • The Wallowa County Chieftain, has an opening for a reporter. Experience with and understanding of editorial photography also required. Journalism degree or equivalent, an understanding...
  • Seeking an energetic Organizer/Outreach Coordinator to help us conserve Arizona's public lands and shape the policies that affect them.
  • 15 hours on it, 3 years warranty, 22,5 HP, $1600 Sale price. Contact: [email protected]
  • Join us in helping to match charitable interests and passions to the needs of The Nature Conservancy. The Nature Conservancy seeks a fast learner with...
  • The Yellowstone River Field Institute is an intensive week-long field course for multimedia storytellers, working journalists, and students of journalism, offered by the Montana-based Freeflow...
  • 1400 sf of habitable space in a custom-designed eco-home created and completed by a published L.A. architect in 1997-99. Nestled within its own 80-acre mountain...
  • Baltimore Green Space (BGS) is Baltimore's environmental land trust. We promote vibrant neighborhoods and a healthy environment through land preservation, research, and community advocacy. We...
  • Northwest Natural Resource Group seeks forester based in Seattle or Olympia area to manage our ecological forestry harvest program. Full description at nnrg.org.
  • Western Resource Advocates (WRA) is seeking an experienced Policy Analyst or Senior Analyst to develop and advocate for policies and mechanisms that promote the development...
  • from a beautiful log home. 20-acre private parcel in the sunny Okanogan of WA. Visit: www.juliedubois.ca/house. Inquiries: [email protected]
  • Western Resource Advocates is looking for a VP of Programs and Strategy to bring a strategic focus to the development of multi-faceted advocacy plans that...
  • Hiring Part/Full time for Summer Season - entry level & experienced positions. Year round employment for optimal candidates. Pay DOE.
  • Located on top of Sugarloaf Mtn. 5 mi W of downtown Colorado Springs, CO. $80,000.
  • The Draper Natural History Museum (DNHM) at the Buffalo Bill Center of the West in Cody, WY, invites applications for Curator of Natural Science. Seeking...
  • in Southwest Colorado. $60K plus costs.
  • Seeking full-time experienced farmer on 52-acre organic farm Union, OR. [email protected]
  • Metal roofing & siding, thru-fastened & seam profiles. Stronger, more attractive and longer lasting than any other panel on the market. 970-275-4070.
  • We are looking for an experienced campaigner to lead our work challenging the oil and fracked gas industry, specifically focused on fighting fossil fuel expansion...
  • Everland Mountain Retreat includes 318 mountaintop acres with a 3,200 square foot lodge and two smaller homes. Endless vistas of the Appalachian mountains, open skies,...